💭[Training for Business | #Reflexionlunes]. A veces la gente intenta dañarnos con ofensas que ni siquiera nos hemos ganado.

 Hace unos días mientras desayunaba antes de venir para la asesoría recibí un correo de un cliente que contenía la siguiente historia cuyo protagonista es Gandhi, y que según se indicaba en el correo era una historia real pero de auto desconocido.

Que se trata de una historia real, y os soy sincero, no puedo asegurarlo pero la grandeza de su enseñanza merece la pena conocerla y tomar acción una vez conocida, y sobre todo poder transmitírsela a todas aquellas personas que amamos para que puedan tener una vida mucho más feliz.

Te cuento la historia 👇

«Cuando Gandhi estudiaba Derecho en Londres, un profesor de apellido Peters le tenía mala voluntad; pero, el alumno Gandhi nunca le bajó la cabeza y eran muy comunes sus encuentros.

Un día Peters estaba almorzando en el comedor de la Universidad y el alumno viene con su bandeja y se sienta a su lado; el profesor, altanero, le dice: «Joven Gandhi, Ud. no entiende! Un puerco y un pájaro, no se sientan a comer juntos»; a lo que Gandhi le contesta: «Esté Ud. tranquilo profesor, yo me voy volando» y, se cambió de mesa…

El Señor Peters, verde de rabia, decide vengarse en el próximo examen; pero, el alumno responde con brillantez a todas las preguntas… Entonces, le hace la siguiente interpelación: «Gandhi, Ud. va caminando por la calle y se encuentra con una bolsa, dentro de ella está la sabiduría y mucho dinero, ¿cuál de los dos se lleva?»… Gandhi responde sin titubear: «¡Claro que el dinero, profesor!»

El profesor sonriendo le dice » Yo, en su lugar, hubiera agarrado la sabiduría, ¿no le parece?»… Gandhi responde: » Cada uno toma lo que no tiene profesor»…

El profesor Peters, histérico ya, escribe en la hoja del examen: «IDIOTA» y se la devuelve al joven Gandhi… Gandhi toma la hoja y se sienta… Al cabo de unos minutos se dirige al profesor y le dice: «Profesor Peters, Ud. me ha firmado la hoja, pero no me puso la nota…»

Reflexión: A veces la gente intenta dañarnos con ofensas que ni siquiera nos hemos ganado. Pero sólo nos daña el que puede y no el que quiere. Si permites que una ofensa te dañe, te dañará. Pero si no lo permites, la ofensa volverá al lugar de donde salió.

El equipo de Training for Business 

Si tienes un negocio y te interesa conocer, asistir, a las sesiones don de debatiremos cada uno de los retos para mejora de tu negocio, además de formar parte de nuestro grupo de trabajo, te dejo el enlace para que lo hagas cuanto antes

Escribe un comentario
×
Hola ¿En qué podemos ayudarle?